Castellano / Català / Français / English

1º dia de Esperanzah! World Music

 

El festival Esperanzah! World Music, en su primera edición en tierras catalanas (concretamente, en el Parc Nou del Prat de Llobregat), ha disfrutado de un bautismo de fuego bajo un cielo claro y despejado, ni tan siquiera perturbado por los aviones, que unas veces aterrizaban y otras despegaban, a poca distancia del lugar de la fiesta. Entre esta proximidad con el aeropuerto y el paraje idílico (césped, árboles, sombras redentoras donde refugiarse del sol, la cola extra de cafeína Fritz-kola), Esperanzah! ha lucido un marco particularmente curioso y lleno de belleza.

Alrededor de las cinco de la tarde, cuando los técnicos realizaban las últimas pruebas de sonido, las primeras personas en llegar al Parc Nou han gozado de una oferta diversa, desde un mercadillo repleto de artesanías, olor a incienso, comercio justo y otras maravillas (una de las frases más repetidas ha sido: "M'agrada tot! Però no tinc diners...") hasta las carpas de la Plaça dels Possibles, donde se agrupan las entidades y los colectivos sociales. Aquí, el público más concienciado, ha tenido la ocasión de conocer la labor de, entre otras, la Fundación Vicente Ferrer, la organización Intervida, el Col·lectiu Crisi o Kaos en la Red, y también paradas con llenas de libros tan prácticos y necesarios como ‘Liberación Animal', ‘Manual para la autosuficiencia' o un recopilatorio de relatos de François Rabelais, por citar algunos. Los más pequeños de la casa también han disfrutado de su momento, con la presencia del mago Nano Márquez, que les ha dejado boquiabiertos con sus trucos de ilusionismo, además de hacerles reír con ganas. 

Con todo, un festival se caracteriza, principalmente, por las actuaciones de los grupos de música, y en este aspecto Esperanzah! ha exhibido un cartel variado y con garantías. Cuando ya casi eran las seis de la tarde, bajo un sol abrasador en el escenario Delta, la banda de Cornellà, MUYAYO RIF, con su ska enérgico, se ha llevado los honores de abrir esta edición de Esperanzah!, por primera vez lejos de Bélgica. Muy apropiadamente, una de sus primeras canciones ha sido una loa (irónica) a la política cultural del Ayuntamiento de Barcelona. Les han seguido LA PEGATINA, que ha encendido, aún más, los ánimos de un público que bailaba como si la canícula no fuera con él.
 

Una vez el sol ya había comenzado a caer, otorgando un merecido respiro, SMOD, el grupo de Mali apadrinado por Manu Chao, ha llenado el escenario principal de Esperanzah! con su estilo inclasificable de rap, ragga y hip hop. Poco antes de esta actuación, en el escenario OFF, la compañía Pa'tothom representaba una obra de tatro del oprimido, donde la participación y las decisiones del público han sido elementos protagonistas. Y por si todo esto no fuera bastante, los restaurantes (de gastronomías tan diversas como, por ejemplo, la cubana y la hindú) atendían a las personas que hacían cola para conseguir su cena. A continuación del teatro, LOS SIBARITAS DE LA CALLE, con su rumba callejera y sus letras desgarradoras, se han ganado el favor de los espectadores y han puesto ‘ON' el escenario OFF de Esperanzah!. Después de ellos, han cerrado el cartel de este escenario el grupo cubano ACOSTAO, con un tono ciertamente más intimista.


La mayoría de los tres mil asistentes, sin embargo, se encontraban en ese preciso instante liberando las energías más aletargadas gracias al alma y el ímpetu que el grupo lisboeta TERRAKOTA conjuraba sobre el escenario Delta. Y tras ellos, como fin de una jornada inaugural trufada de sensaciones y oportunidades aprovechadas, TIKEN JAH FAKOLY ha puesto bocabajo, como exigía el guión, los espíritus y los corazones de un público entregado a la gran fiesta final. 

 
El festival Esperanzah!, este evento lúdico y reivindicativo, ya es una realidad en el barrio de San Cosme, a las afueras del Prat de Llobregat. No sabemos como resultará el resto del fin de semana, pero en este primer día ha ofrecido el calor de los actos naturales y espontáneos, por más que, en el caso de Esperanzah!, la espontaneidad se ha visto suplantada por el trabajo y la dedicación de cerca de doscientas personas voluntarias. Recogiendo el saludo inicial de los Muyayo Rif, "Senyores i senyors: benvinguts al festival Esperanzah!". 



Ver todas las noticias

 
 

 

 Fotos
Esta página necesita Flash Player para mostrarse correctamente
Haga clic aquí para descargarlo
 Entidades participantes
Esta página necesita Flash Player para mostrarse correctamente
Haga clic aquí para descargarlo
 Patrocinadores
Esta página necesita Flash Player para mostrarse correctamente
Haga clic aquí para descargarlo
Desarrollo Web: Vinx     Diseño: