Castellano / Català / Français / English

2º dia de Esperanzah! World Music

 

A principios del siglo XXI, toda Europa está ocupada por los romanos... ¿Toda? ¡No! Un pequeño festival en el Prat de Llobregat resiste, ahora y siempre, al enemigo invasor. En un municipio del Baix Llobregat, en la periferia de un barrio llamado Sant Cosme (que algunos sabihondos calificarían de "zona marginal y deprimida" por más que los vecinos tomen en comunidad la fresca, cantando y riendo), dispone de su espacio un potente grito de Esperanzah!. "No hay gazpacho andaluz", se lamenta un caballero cercano a los setenta años. No se preocupe, buen hombre, que seguro encontrará otras cosas que le harán olvidar el gazpacho.  ­

En la Plaça dels Possibles no hay lugar para el aburrimiento. Como decía el poeta, "tot està per fer i tot és possible": desde un taller para aprender a producir jabón líquido, hasta la asociación ‘El Laberint del So' que, además de fomentar el pensamiento creativo, enseña a construir instrumentos musicales con materiales reciclados, como escobas rotas o botellas de plástico. Pero si lo que buscábamos es profundizar en nuestra conciencia, para conocer mejor quién somos y nuestro entorno, debíamos asistir al taller de Deep Listening donde, a través de ejercicios con la respiración y en constante interacción con las demás personas, conectaríamos con la energía universal. A las cuatro de la tarde, el Lorenzoh! derretía las piedras como si fueran mantequilla, obligando a que muchas familias se distribuyeran de la siguiente manera: los padres estirados en el césped tomando una cervecita, bajo la sombra protectora de los árboles, mientras las niñas y los niños corrían por todas partes mojándose con pistolas de agua. Para evitar que este refrescante juego derivara en una declaración bélica, se inició un taller de malabarismo para criaturas de 0 a 99 años. ¡Y cómo reía la gente, y qué bien lo pasaron!

No está nada claro si fue casualidad o una ironía del destino, pero el espectáculo del escenario OFF donde se narraban cuentos para los más pequeños, coincidió en el tiempo con la mesa política en la zona de Reflexión del festival Esperanzah!. Si los críos escuchaban historias increíbles sobre caperucitas rojas y lobos vegetarianos, los asistentes más concienciados tuvieron delante de los representantes políticos del PP, CiU, ERC, CC.OO, Iniciativa-Els Verds i Esquerra Global-Alternativa Anticapitalista, que debatían sobre las causas de la crisis económica, la delicada situación del estado del bienestar y las posibles soluciones. Más cuentos, esta vez para entretener a los adultos, dirán los más escépticos. De todos modos, en Esperanzah! todo vale la pena de ser discutido. Antes, hay que señalar que en el mismo espacio de Reflexión se celebró un punto de encuentro sobre la alimentación y los productos transgénicos que, obviamente, no despiertan muchas simpatías entre el público de Esperanzah!. Y a partir de las ocho de la tarde, cuando el sol ya concedía una tregua hasta el día siguiente, la compañía Pilaplom llevaba a cabo una representación de teatro-fórum, que arrancaba aplausos y risas entre los casi doscientos espectadores que disfrutaban.

Con cierto retraso, al atardecer, SARA VAN abría, irradiando pasión y sentimiento, la jornada musical del escenario Delta. Esperanzah! es una pradera verde con telas de diversos colores extendidas para relajarse, bailar libremente o sentados en buena compañía tomando una sangría. Poco antes de las diez de la noche, COSTO RICO prendía la chispa de lo que sería el resto de la noche: diversión, buen ambiente y música mestiza. Profundizando por este camino, CALIMA deleitó a las casi cinco mil personas con un concierto vibrante, en el que hasta los árboles del Parc Nou, disimuladamente, bailaban. No es ningún misterio, en Esperanzah! todo el mundo tiene alma y corazón.




Si en el escenario OFF alrededor de trescientas personas gozaban de las actuaciones de ROJO VIVO y de NEGRITOS, en el escenario Delta, el colofón de la noche fue a cargo de la saharaui AZIZA BRAHIM, la orquesta de salsa MERCADONEGRO (con la tremenda energía cubana, que se contagia tanto si te gusta como si no) y la sesión de DJ's con SELECTOR MATANZAS y WAGNER PA, que llevaron en volandas al público entero hasta el éxtasis.      




El festival Esperanzah! ha pasado su ecuador, y ¿quién no desearía haberse quedado allá un tiempo más, si no para vivir, al menos para tomar otra cervecita? De noche, mientras los Diables del Prat de Llobregat realizaban un particular correfoc bailando bajo las llamas, uno comprendió que Esperanzah! ha nacido con buena luna, en particular, cuarto creciente. Y hoy, José Domínguez El Cabrero.
La esperanza debe ser aquello que te queda cuando no te hace falta nada más.

 




Ver todas las noticias

 
 

 

 Fotos
Esta página necesita Flash Player para mostrarse correctamente
Haga clic aquí para descargarlo
 Entidades participantes
Esta página necesita Flash Player para mostrarse correctamente
Haga clic aquí para descargarlo
 Patrocinadores
Esta página necesita Flash Player para mostrarse correctamente
Haga clic aquí para descargarlo
Desarrollo Web: Vinx     Diseño: