Castellano / Català / Français / English

Ghana: Medio ambiente, fuente de riqueza

 

logo180latitudes180latitudes.org

El color verde en la bandera nacional de Ghana representa la riqueza forestal y la vegetación del país. Durante el 50º aniversario de Ghana, una periodista irlandesa, Orla Ryan, publicó un artículo para Reuters titulado “Más viejos, más sabios, pero Ghana es menos verde”. Según este informe de la Agencia de Protección Ambiental de 2004, “los bosques cubrían originalmente 36 por ciento del territorio de Ghana, pero en 2000 se habían reducido a sólo el 10 por ciento”.

Lamentablemente, esta situación contrasta con la de la época de nuestros padres y madres, cuando se decidió el significado de los colores de la bandera nacional. Hoy estamos viviendo en un país donde la mayor parte de zonas verdes se han agotado drásticamente debido a efectos naturales y a las actividades humanas. El aspecto más doloroso de esta historia es que el color verde en la bandera nacional de Ghana pierde lenta y gradualmente su importancia por el impacto negativo sobre el medio ambiente de numerosas actividades como la minería, la agricultura, la deforestación, etc. Esta situación exige un cambio de paradigma de la manera convencional de hacer las cosas a una forma más abierta y amplia de interpretar los programas que utilizan el prefijo ‘eco’ como paraguas internacional.

En los últimos tiempos lo 'eco' se ha convertido en la nueva palabra prodigiosa. Casi todos los debates de hoy en día tienen connotaciones ecológicas. Esta palabra ahora se asocia con todo lo que nos rodea, ej. ecoedicificios, ecoautomóviles, ecoalimentos... Afortunadamente para nosotros, Ghana ha sido bendecida con una gran cantidad de recursos naturales que pueden apoyar los programas y proyectos ecológicos, sin embargo, para ello debemos cerrar los ojos a que para conseguir estos recursos se utilizan sistemas y tecnologías que no son compatibles con el medio ambiente.

En 2006, estadísticas de la plataforma de Vigilanci conjunta de UNICEF/OMS clasificaban a Ghana como el cuarto país más insalubre de África, de un total de 52 juzgados, y el segundo más sucio de los 15 de África Occidental, sólo superado por Níger. Lo que es más intrigante es que Accra, la capital de Ghana, representa un verdadero reflejo del problema de saneamiento de la nación. La bienvenida a los visitantes y turistas se hace a través del principal aeropuerto y sus alrededores, que a veces pueden ser atractivos y engañosos, ya que la mayoría de áreas tienen parecen paradisíacos. Pero si un chófer les conduce más allá de la zona del aeropuerto hacia la ciudad principal, se llevarán la imagen real de cómo la ciudad capital y otras partes del país se han visto sumidas en la suciedad y mezquindad. Para no desviarnos mucho del tema principal, hablaré de cómo vamos a ser capaces de crear riqueza a partir de la correcta gestión del medio ambiente para apoyar al país en estos tiempos de crisis.

El mundo en que vivimos actualmente ha sido gravemente golpeado por la crisis financiera, que los expertos predicen que se podría alargar hasta finales de 2010 o incluso más allá si no se toman medidas para hacer frente a la situación. Esto ha llevado a la mayoría de los países desarrollados a acentuar la forma de salvar el colapso de sus economías. Como todos sabemos ya, la mayoría de los países en desarrollo, entre los que se encuentra Ghana, depende altamente de las contribuciones externas. La reciente turbulencia financiera tiene un efecto drástico en la mayoría de los países en desarrollo, por lo tanto, tenemos que cambiar nuestra dependencia de estos fondos externos y buscar nuevas oportunidades para generar fondos a nivel local que nos permitan crecer internamente. Aunque los países en desarrollo están adoptando medidas en otros sectores para mejorar la carga financiera de su pueblo, una de las áreas que en los últimos años ha recibido poca o ninguna atención es el medio ambiente. Su sostenibilidad es una de las áreas claves para potenciar el crecimiento económico y ganar independencia. También es importante señalar que los múltiples efectos de la sostenibilidad del medio ambiente se reflejan, directa e indirectamente, en los demás sectores de la economía.

Los antiguos romanos tenían un refrán, "mens sana in corpore sano". Es decir, conseguir un medio ambiente limpio es uno de los principales medios para que el hombre pueda vivir más y mejor. Las enfermedades que afectan a las personas en la mayoría de los países en desarrollo, en general, proceden sobre todo de las condiciones ambientales deplorables que potencian el paludismo, el cólera, la fiebre tifoidea, diarrea, gusano guineano y otras enfermedades relacionadas con el agua, tanto en las ciudades como en las zonas rurales de Ghana. Estudios demuestran que la mayor exposición a estas enfermedades es a través del uso de agua contaminada, la mala gestión de residuos, la pobreza del aire y la contaminación del suelo y del agua, ideales para la reproducción de los mosquitos, y a las prácticas antihigiénicas en nuestras comunidades.

Todo el problema tiene importantes implicaciones en la salud y el estilo de vida de las personas con el efecto de propagación a través de los demás sectores de la economía. Dado que somos un país en desarrollo, sin muchos recursos para apoyar las tecnologías y sistemas de anticipación para gestionar la situación, será prudente que estar atentos a programas simples, sistemas, tecnologías, e incluso algunas de las viejas prácticas culturales para ayudar a mejorar las condiciones ambientales en nuestras comunidades . La mayoría de las veces no hacemos una evaluación crítica de los problemas para reunir suficientes datos e información antes de encontrar soluciones a los mismos. Sobre todo, cuando se trata de una situación que ha sido parte de nuestro estilo de vida durante décadas y, por tanto, requiere un cambio de actitud de la gente. La investigación y la recopilación de datos son los primeros pasos para tratar los principales problemas a los que, en general, se enfrenta una sociedad.

Actualmente hay insuficiencia de información y datos para apoyar cualquier campaña de educación sobre el medio ambiente. Este déficit tiene una implicación directa en la capacidad de las partes interesadas en anticiparse a los desafíos. La información y los datos proporcionarán un panorama real de la situación y nos animarán a adoptar medidas prácticas para detener el problema y, posteriormente, planear para el futuro. Por lo tanto, necesitamos vigorosos programas de sensibilización, así como campaña educativa, tanto en el sector formal e informal para poder luchar contra esta amenaza. La campaña de medio ambiente también debe incorporarse a los programas de estudios a fin de que podamos construir una nueva generación de personas con diferentes actitudes hacia el medio ambiente.

Otra área de preocupación que requiere la atención crítica será la aplicación de normas y regulaciones. Es interesante recalcar que tenemos un buen montón de normas y reglamentos en relación con el medio ambiente que han sido aprobados por una ley del parlamento. Sin embargo, poco o nada se está haciendo con respecto a su aplicación o ejecución. No debemos subestimar o ignorar cualquier posible impacto de degradación del medio ambiente en nuestra sociedad, ya que el efecto bruto es mayor del que se pueda imaginar. Por lo tanto, se debe hacer a las personas y a las entidades más responsables de cualquier contaminación ambiental que causan. Deben efectuarse normas y controles de calidad periódicos por las instituciones del Estado responsables de regular el medio ambiente.  Por último, deben comenzar a desarrollarse y construirse comunidades verdes. Estas comunidades deben ser naturales y llenas de vegetación. El suministro de infraestructuras en estas comunidades debe ser el medio ambiente y con el apoyo de las tecnologías ecológicas, como la energía solar, el biogás y la energía eólica, si fuera posible. Esto ayudará a promover el estilo de vida saludable entre las personas de esas comunidades y un turismo que busque mayor integración con la naturaleza. Este sistema, al final, reducirá el coste sanitario, aumentará la mano de obra y, al mismo tiempo, aumentará la producción de servicios y, por último, impulsará la inversión y la industria turística.

El problema que ahora nos encontramos es enorme y requiere del apoyo de todos para hacer frente a los retos futuros. El compromiso del Gobierno en los últimos años para hacer frente a algunos de los problemas ambientales es algo que debe ser bienvenido.

Una reciente conferencia nacional organizada por el Ministerio de Medio Ambiente, en colaboración con otras organizaciones privadas, atrajo a las partes interesadas en este ámbito para discutir los problemas pendientes en la gestión de residuos en el país. Fue un buen paso para un nuevo gobierno tomar esta nueva iniciativa o apoyarla decididamente si ya estaba prevista. Por lo tanto, es deber de todos nosotros aceptar el reto y subir a bordo para trabajar juntos con el objetivo de erradicar el cáncer del medio ambiente que ha afectado a nuestra sociedad y construir una mejor Ghana a través de un medio ambiente más puro y verde.

Samuel Sasu Candidato a Doctorado del Departamento de Ciencias de la Salud Ambiental, Centro Médico de la Universidad de Freiburg, Alemania E-mail: [samuel.sasu@uniklinik-freiburg.de or visit www.samuelsasu.blogspot.com]

Traducción: Ricardo Cana





Ver todas las noticias

 

 Fotos
Esta página necesita Flash Player para mostrarse correctamente
Haga clic aquí para descargarlo
 Entidades participantes
Esta página necesita Flash Player para mostrarse correctamente
Haga clic aquí para descargarlo
 Patrocinadores
Esta página necesita Flash Player para mostrarse correctamente
Haga clic aquí para descargarlo
Desarrollo Web: Vinx     Diseño: